Lorem ipsum dolor sit amet gravida nibh vel velit auctor aliquet. Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auci. Proin gravida nibh vel veliau ctor aliquenean.

Follow me on instagram

+01145928421
mymail@gmail.com

Font Gastronomic distribuye los helados Mövenpick

Mövenpick es una de las marcas de helados de alta gama más prestigiosas del mundo. La firma suiza, fundada por Ueli Prager, pertenece a Nestlé desde 2003 y su único distribuidor en España es Font Gastronomic Services, una empresa familiar con sede en Tona (Osona) a la que acaba de renovar su confianza. Ambas compañías han firmado un nuevo contrato que extiende a cinco años más el acuerdo de distribución, que ahora pasa por implantar la marca en toda España.

Font alcanzó un primer acuerdo de un año y medio con Mövenpick a mediados de 2010, cuando la marca decidió abandonar el mercado español. La firma aterrizó en España en 2007, con una estrategia que pasaba por utilizar la misma red de distribución de los helados de Nestlé. Sin embargo, la experiencia no funcionó y optaron por tirar la toalla. Pere Font, propietario de la empresa de venta de congelados de Osona, logró convencer a la marca y se convirtió en su importador exclusivo. Mövenpick –que tiene una única fábrica en Suiza– opera en 38 países y en 16 de ellos lo hace a través de operadores locales.

Hasta ahora, Font se ha centrado en la venta de Mövenpick en Catalunya y Madrid, donde posee instalaciones propias. Sus clientes son restaurantes y hoteles de alta categoría y tiendas gourmet. Entre ellos figuran los hoteles Majestic, Arts y W, en Barcelona, o el Mirasierra y el Silken Puerta América, en Madrid. En este segmento de los helados premium para hostelería sus principales competidores son Pole Sud, Farggi y Sandro Desii.

Mercado turístico
Font se ha propuesto tejer este año una red de diez distribuidores para extender la marca, especialmente en todo el litoral español y en Canarias y Baleares. Para ello, la empresa acaba de participar en el Salón Alimentaria, donde ha tomado contacto con potenciales clientes. “Mövenpick es una marca muy conocida a nivel internacional, por eso nos interesa mucho atacar ahora el mercado turístico”, explica Pere Font, que tomó el mando de la empresa que fundó su padre en 2000. Font Gastronomic facturó 6 millones de euros en 2011, de los cuales el 10% procedió de Mövenpick. El objetivo para este año es alcanzar los 8 millones.

La renovación del contrato con Mövenpick no sólo prevé crecer en el sector de la hostería, sino que también contempla potenciar la venta por impulso para reforzar el conocimiento de la marca. Así, Font proyecta la apertura de dos heladerías en centros comerciales de Barcelona y Madrid, que explotará directamente.

Hacia la alta gama
Font está especializada en la venta de todo tipo de congelados para el sector de la hostelería y el cátering. También es representante de las marcas de pan ultracongelado Fripan y Berlys en las comarcas de Barcelona y Girona, respectivamente. La empresa ha iniciado un proceso de reposicionamiento y ha reorientado su negocio para crecer en productos de alta gama para restauración, tanto congelados como refrigerados o a temperatura ambiente.

El reto es que la división premium aporte el 30% de las ventas en tres años. Font ha firmado ya acuerdos de distribución con marcas como Ahumados Domínguez, Conservas La Brújula o Anchoas Sanfilippo. También se ha convertido en el importador de la firma belga Maison Biscuits d’0r, que ya vende en El Corte Inglés.

Descubre el articulo completo en Expansión

Post a Comment